¿Qué te motiva a hacer pole dance? Ciertamente se trata de una pregunta importante.

La motivación no es más que tener un motivo para tomar acción. Eso es todo. Cuando se tiene un motivo lo suficientemente poderoso, las cosas comienzan a suceder, esa motivación será tu motor.
Muchas personas pretenden que la motivación les “dure” para siempre. Asisten a un taller, ven un video, leen algo inspirador,… y se motivan, pensando que esa sensación va a durar eternamente. Nada está más lejos de la realidad. La motivación es siempre temporal.
Por eso es importante saber cuál es tu MOTIVACION para el pole o para entrenar. Es buscar lo que te hace feliz o te hace sentir bien… ese es “el camino”, es lo que te va a ayudar a persistir ante la fatiga, o el cansancio en cierto punto. Y obviamente el localizarla y mantenerla alta es muy importante, va a hacer que rindas al máximo.
Somos tan únicos y particulares, que no se puede armar un esquema para saber qué es lo que te hace MOVER, es un trabajo que tenemos que hacer cada uno, y registrarlo, porque ese es “el camino”, y si nos salimos de ahí, nos vamos a sentir que algo pasa, y no estamos con toda la chispa.
No es un proceso que sucede una única vez y ya está. Has de crear el hábito de encender tu motivación a diario. Tienes que aprender a condicionarte para estar motivado. ¿Y qué es el condicionamiento? Condicionarse es crear el hábito de permanecer motivado. Y esto se hace de una manera consciente. ¿Ha visto en alguna ocasión como un atleta realiza una serie de acciones antes de comenzar una prueba para ponerse en su estado de máximo rendimiento? Algunos dan palmadas, otros se golpean, otros dan algunos saltos,… Han aprendido a sacar lo mejor de ellos mismos sin importar las circunstancias que les rodeen en esos momentos.
No todos tenemos las mismas motivaciones, pueden ser de índole físico, social, y puede ir cambiando, por eso hay que revisarla en el tiempo… ES IMPORTANTE QUE IDENTIFIQUES LA TUYA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario